Blogia
RECUERDOS DE LA VIDA/RICORDI DELLA VITA

LA MANZANA

LA MANZANA

Es ya dificil recordar los nombres de los compañeros de clase, imaginensen la dificultad que uno puede llegar a tener al querer acordarse de alguna anecdota o momento pasado junto.

De cualquier manera lo voy a intentar, tratarè de recordar, aunque sea con flas, cosas vividas juntos en la querida y amada escuela 99, y quien sabe, con la colaboraciòn y la memoria de ustedes, podremos traer a la luz otros recuerdos que estàn ahi, esperando para ser revividos.

Viajo en el tiempo, me voy a primero con la maestra Nilda, aquella “gorda” simpatica que ocupaba toda la tunica blanca y se paseaba por los bancos de aquel salòn chico e iluminado gracias a los viejos ventanales que daban a al calle Ariel.

Empezabamos a escribir, “Lolo, Lala y Lolito”, la familia de osos que el “Trencito” de primer año nos presentaba eran personajes simpaticos, nos ayudaron a aprender letras, numeros, y frases, que escribiamos en aquellos cuadernos grises con la cara de Artigas o          Josè Pedro Varela.

“Para mañana traigan frutas”, esa fue la orden de la maestra aquel dia, como no sabiamos escribir, nos daban unas tiras de papel mimeografeadas, con los deberes del dia siguiente, los mismos avisos que daban cuando habia que formar la comisiòn fomento.

Al dia siguiente, casi todos trajimos manzanas, naranjas, algunos bananas, la lecciòn fue muy linda e intersante, la maestra abriò cada fruto (sin ser las bananas obviamente) a la mitad y fuimos identificando cada parte del fruto comparandolo con el cartelòn que desde la direcciòn alguno de nosotros habia ido a buscar.

La fruta que teniamos en el banco era identica a la del dibujo, se veian la piel, la pulpa, las semillas. Nilda nos explicò que de la flor, despues que habia sido fecundada, se creaba el fruto y de alli las semillas que darian lugar a un nuevo arbol, con nuevas flores, y frutas.

Vida, simple vida que va y que viene, semillas, arboles, flores, frutos y nostros alli, mirando y comparando la manzana partida a la mitad apoyada en nuestro banco con el dibujo a colores desplegado en el pizzaròn.

“Ahora dibujen la manzana que tienen adelante y despues, pueden comersela !” dijo Nilda, y asi fue, dibujamos y pintamos nuestras manzanas y naranjas, poniendo atenciòn a los detalles, a los colores, y despues, en alegria y todos juntos, antes de que tocara el timbre del recreo, nos habiamos comido las frutas, saboreando cada pedacito de manzana o de naranaja porquè ahora si conociamos detalladamente lo que era un fruto.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres