Blogia
RECUERDOS DE LA VIDA/RICORDI DELLA VITA

TITI Y EL PIANO

TITI Y EL PIANO

Fue un sabado de verano, me acuerdo clarito pues hacia un calor insoportable, esos calores montevideanos que no te dejan casi respirar.

En el salón comunal de Mesa tres, lugar de encuentro y solidaridad, se organizaba un espectaculo, por lo menos es esto lo que trae mi memoria al presente.

Teresa, mi hermana más grande, tocaba y enseñaba el piano, siempre sentada con su espalda derecha a hacer bailar los dedos en el teclado en el piano marrón que teniamos en el comedor.

Ese sabado, no sé como ni porqué, nos llevamos el piano hasta el comunal, fue de pelicula, pues tuvimos que hacer todo en gran armonía, sacarlo por la puerta de adelante con la dificultad que esto ocasionaba, hacerlo pasear por las veredas de la cooperativa delante a decenas de curiosos y lo peor de todo fue que habia que volver para atrás una vez terminado el espectaculo.

Como niño una diversión sin precedentes, ver salir el piano gigante de casa caminando con sus propias rueditas empujado por un grupo de personas, era para mi una delicia, el sabor del peligro, el saber que se está haciendo algo que no está autorizado con la complicidad de tanta gente grande.

Fue asi que pasamos ese sabado de verano, volvimos a casa sanos y salvos con el piano, lo colocamos en su lugar sin dejar ni un señal en el piso, y el secreto lo mantuvimos por mucho tiempo, para evitar malhumores y rezongos inutiles...

Fernando.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres