Blogia

RECUERDOS DE LA VIDA/RICORDI DELLA VITA

IL BRUCO PELOSO

Quando ho sentito pungere era già troppo tardi. Dietro a quel fiore bianco e rosso si nascondeva l’insidia più temuta nel giardinetto pubblico: il bruco peloso.

Il gonfiore si è impossessato della mia mano facendola diventare il doppio di grossa, in vano i miei amici hanno cercato di aprirla, non c’era modo di riuscirci, ma dentro, ben custodito c’era il bruco che con i suoi innumerevoli peli “velenosi” si era difeso eroicamente dall’aggressione.

Nemmeno una lacrima è scesa dai miei occhi, e dire che il dolore era forte e si spostava rapidamente dalla mano al resto del braccio.

“Apri, non puoi tenerlo lì dentro, dobbiamo andare in farmacia” dicevano loro, ma sapevo, ero sicuro che fine avrebbe fatto il bruco e per quello non volevo lasciarlo scappare.

“No, la mia mano non l’apro, portatemi dove volete ma prima devo mettere in salvo il bruco” dicevo cercando di trattenere il pianto per l’intenso dolore.

“Tu non sei normale, più ti ostini a lasciarlo nella tua mano, più dolore avrai, aprila e lascialo andare, ci pensiamo noi a lui” ma io non volevo.

Quasi paralizzato dalla puntura iniziai a correre con il pugno ben chiuso, sentendo al suo interno il bruco muoversi, attraversai la Statale senza averne cura delle macchine che a quell’ora del mattino sfrecciavano da sud a nord a tutta velocità, arrivai nelle scale del condominio e senza fermarmi, spingendo nonno Ettore che scendeva a fatica appoggiando bastone ed entrambi piedi per ognuno dei 25 gradini, entrai in casa chiedendo a mia mamma una scatola.

“Cosa ti è successo, cosa hai combinato ancora ?” mi ha detto guardando la mia mano gonfia e il braccio semi immobilizzato, “niente” ho risposto, cercando di non fare udire a lei le urla dei miei compagni di gioco che dal cortile urlavano e gridavano cercando di spiegare quanto accaduto.

Il dolore era fortissimo, ma non mollavo, non volevo dare in pasto a quei assassini il bruco peloso, soltanto io sapevo il perché.

Mentre mia mamma entrava in bagno e usciva con dell’alcol e del cotone, alcuni dei miei amici erano riusciti ad avvicinarsi alla finestra e affacciandosi spiegavano a mia madre cosa fosse successo.

Non avendo altra scelta, mi arrampicai sul grosso armadio in camera e cercai, spostando l’albero di Natale, le palline e le ghirlande, una scatola adatta al nuovo ospite. Appoggiandola sul letto appena rifatto, riuscii ad aprirla e aprendo a fatica la mano gonfia, depositai con delicatezza il grande bruco rosso, nero e blu che mi aveva punto.

Riuscii appena in tempo a mettere il coperchio prima che mia mamma arrivassi da me arrabbiata decisa a darmi le prime cure medica per la puntura, a quel punto, nascondendo la scatola col prezioso contenuto dietro la mia schiena, dissi a mia mamma di spostarci in sala, vicino alla biblioteca, solo lì mi sarei lasciato fare tutte le cure del mondo.

 

Arrivati in sala, porsi la mia mano e aprendolo ricevete uno spruzzo di alcol che mi fece singhiozzare, ma pur soffrendo, nemmeno una lacrima scappò dai miei occhi. Mentre la mamma cercava in tutti modi di sgonfiare il mio arto, con la mano sinistra cercai tra i libri il fascicolo dell’enciclopedia dove avevo visto quello che cercavo, e facendo scorrere le pagine con l’indice e il pollice, trovai a pagina 43 la descrizione esatta.

Alla lettera M c’era una bellissima foto del “Macrothylacia rubi”, un bruco enorme e peloso che nella facciata successiva, sempre in un’immagine a colori, lasciava vedere tutto lo splendore della grande farfalla gigante multicolore. Rossa, nera e blu, proprio come il mio bruco peloso, riguardai la foto e aprendo la scatola osservai attentamente il suo contenuto, si, era proprio lui.

Soltanto in quel momento una lacrima scese lentamente scivolando sul mio viso, mentre la mamma, ignara di tutto, mi chiedeva: “fa male vero ?”, “si mamma” risposi, ma soltanto io e il bruco peloso sapevamo il perché del mio pianto silenzioso, la missione era stata portata a termine e il mio “macrothylacia rubi” sarebbe alcun giorno diventato farfalla multicolore.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

DON AMBROSIO Y EL ALAMBRE

DON AMBROSIO Y EL ALAMBRE

 
Ambrosio era muy práctico,decidido y responsable
luego de unas selecciones nacionales quedó un alambre
cruzando la calle,el cual había sostenido el cartel de algun candidato.-
Salió Ambrosio de su casa con el Negro su yerno y le dijo parate en
Propios y Congo,cuando veas que se acerca alguien me pegas el grito.
La  escalera ya estaba apoyada en la columna,raudo sube Ambrosio con
su pinza en la mano y pega el corte.-En ese instante pasa un ciclista al cual
se le enganchó en el cuello el alambre y rodo por la calzada el y su biciicleta,
corrió el yerno de Ambrosio al cual no le dio tiempo a gritar,y ahi con los siguientes pasos
Ambrosio termino en la Sec.12.-Cuando su hijo Francisco fue a ver que pasaba
su padre lo vio y salio a recibirlo,el Asistente Policial lo paró y le dijo1Usted está detenido
(Procesado 1040)   Con su blanca cabeza y su cara roja no entendía lo que pasaba
Le explicaron y ademas le sugirieron que si le daba unos pesos al ciclista no pasaria nada
Eso hizo,Pero el perjudicado siguio varios meses pidiendo dinero.-

El corso de Colòn y el partido contra Bolivia

El corso de Colòn y el partido contra Bolivia

Era verano del 78, una de esas noches de calor insoportable donde no corre una gota de aire y la única brisa que pasa se va perdiendo chocando contra los muros hirvientes.

Con la vieja Commer de mi padre, disfrazados de piratas, armados de pomos y espadas, nos fuimos para el corso de Colòn.

El viejo, que en su bien cuidada Commer no tenia radio, antes de salir agarró el auricular y la radio Spica, la puso cuidadosamente en la bolsa de mi madre y nos fuimos para el corso.

Estacionamos por Garzòn y Casavalle, obligados por el corte de Garzòn en el lugar que empezaba el desfile de carnaval.

Bajamos corriendo del auto, papà estacionó subiéndose a la ancha vereda de la calle Casavalle y nos encaminamos para el corso.Escondiendo los pomos de la policía, para evitar que los cortaran, nos fuimos adentrando en la fiesta, cabezudos, serpentinas, papel picado, bombas de agua, pitos y música.

Los carros alegóricos eran muchos, cabezas de dragones o animales marinos que se movían a abriendo y cerrando ojos y bocas al pasar, niños y niñas disfrazados corrían por la vereda esquivando los cabezudos que con su enorme cabeza te perseguían por todos los rincones de aquel Garzòn lleno de gente que reía y se divertía.

Todos menos uno, desde hacia unos cuantos minutos, mi padre se había apartado de nosotros y caminaba contra las casas, sin interesarse minimamente de lo que estaba sucediendo por Garzòn.Cada tanto, cuando los gritos y el ruido se volvían insoportables, se llevaba una mano al oído, después cuando la algarabía pasaba, volvía a meter la mano en el bolsillo y seguía caminando, dando una ojeada cada tanto para ver por donde andábamos.

Siguendo los carros alegóricos y alguna comparsa improvisada que tocaba desentonando los tambores, llegamos hasta la Plaza Colòn, una multitud parada delante al Olimpia recibió el colorado cortejo con serpentina, aplausos y papel picado. 

Mi padre se sentó en uno de los bancos, y allí quedo, ensimismado en algo que yo no lograba entender.Poco a poco, otros veteranos se fueron acercando al banco donde el viejo se había acomodado y en pocos minutos se formó un grupo de diez o quince personas.

Hasta un policía de la seccional se había unido al grupo y ni siquiera miraba los pomos que aprovechando de la impunidad, habíamos sacado a relucir y vaciamos una y otra vez contra otros niños indefensos.

El nutrido grupo de personas que rodeaban mi padre, estaban atentos y preocupados, cada tanto gritaban y agitaban los brazos, insultaban y movian la cabeza desconsolados.

Cuando llegò el ultimo carro alegorico, la multitud que se habia agolpado en la plaza, invadiò la calle, todos se volvian para sus casas, menos el grupo que ahora era aun más numeroso y rodeaba mi padre que ya no se metía la mano en la oreja, sino que con la radio Espica apoyada en sus rodillas, alzaba el volumen para hacer sentir a los demas una transmisiòn.

Con mis hermanos nos acercamos al grupo, empujando para estar mas cerca y escuchar de que se trataba, justo en el momento que el relator, desde los parlantes de la radio anunciaba la triste noticia: Bolivia nos había ganado y estábamos afuera del mundial.

En silencio y cabizbajos, el grupo se disolvió, papá apagó la radio y empezó a caminar contra la multitud que se dirigía hacia la plaza.

Volvimos a la Commer callados, jugando con la poca agua que habia quedado en el pomo, mirando de reojo nuestro padre que con las manos en los bolsillos y la mirada fija en las baldosas, no abrió boca, subió al auto, tomó Garzòn y nos volvimos envueltos en aquella mezcla de alegría y tristeza sin entender en realidad cosa había sucedido aquella noche de carnaval.

LA MANZANA

LA MANZANA

Es ya dificil recordar los nombres de los compañeros de clase, imaginensen la dificultad que uno puede llegar a tener al querer acordarse de alguna anecdota o momento pasado junto.

De cualquier manera lo voy a intentar, tratarè de recordar, aunque sea con flas, cosas vividas juntos en la querida y amada escuela 99, y quien sabe, con la colaboraciòn y la memoria de ustedes, podremos traer a la luz otros recuerdos que estàn ahi, esperando para ser revividos.

Viajo en el tiempo, me voy a primero con la maestra Nilda, aquella “gorda” simpatica que ocupaba toda la tunica blanca y se paseaba por los bancos de aquel salòn chico e iluminado gracias a los viejos ventanales que daban a al calle Ariel.

Empezabamos a escribir, “Lolo, Lala y Lolito”, la familia de osos que el “Trencito” de primer año nos presentaba eran personajes simpaticos, nos ayudaron a aprender letras, numeros, y frases, que escribiamos en aquellos cuadernos grises con la cara de Artigas o          Josè Pedro Varela.

“Para mañana traigan frutas”, esa fue la orden de la maestra aquel dia, como no sabiamos escribir, nos daban unas tiras de papel mimeografeadas, con los deberes del dia siguiente, los mismos avisos que daban cuando habia que formar la comisiòn fomento.

Al dia siguiente, casi todos trajimos manzanas, naranjas, algunos bananas, la lecciòn fue muy linda e intersante, la maestra abriò cada fruto (sin ser las bananas obviamente) a la mitad y fuimos identificando cada parte del fruto comparandolo con el cartelòn que desde la direcciòn alguno de nosotros habia ido a buscar.

La fruta que teniamos en el banco era identica a la del dibujo, se veian la piel, la pulpa, las semillas. Nilda nos explicò que de la flor, despues que habia sido fecundada, se creaba el fruto y de alli las semillas que darian lugar a un nuevo arbol, con nuevas flores, y frutas.

Vida, simple vida que va y que viene, semillas, arboles, flores, frutos y nostros alli, mirando y comparando la manzana partida a la mitad apoyada en nuestro banco con el dibujo a colores desplegado en el pizzaròn.

“Ahora dibujen la manzana que tienen adelante y despues, pueden comersela !” dijo Nilda, y asi fue, dibujamos y pintamos nuestras manzanas y naranjas, poniendo atenciòn a los detalles, a los colores, y despues, en alegria y todos juntos, antes de que tocara el timbre del recreo, nos habiamos comido las frutas, saboreando cada pedacito de manzana o de naranaja porquè ahora si conociamos detalladamente lo que era un fruto.

Marindia, un verano azul...

VIVAN LAS COOPERATIVAS !

VIVAN LAS COOPERATIVAS !

Casas,
gente que trabaja,
horas que se pasan
al ladrillo y cal.
Zonas,
mesas, cobín, cobines,
nueva esperanza
quieren levantar.

 

Todos tenemos cicatrices en nuestros cuerpos y cada vez que las miramos o las acariciamos, nos traen al presente los recuerdos del pasado.

Leer que finalmente el Banco Hipotecario despues de treinta años, decidió terminar con la deuda de la cooperativa, fue como tocar una cicatriz escondida en algún rinconcito de mi cuerpo, acariciandola, como si fuera la lámpara de Aladino, me trajo una cantidad de recuerdos.

No solo, recordando los hermosos momentos de lucha en defensa de las cooperativas, con las manifestaciones delante al Banco Hipotecario, la recolección de firmas por el referendum de Fucvam, los festivales en el salón comunal a favor de las cooperativas, pude comprender que ser cooperativista es una filosofía de vida.

 


Vivan
las cooperativas,
donde se respiran
sueños de igualdad.
Donde
anida la perdida,
la siempre viva,
la solidaridad


Construir las casas con ayuda mutua significó tener un sueño colectivo, empujar de un carro todos juntos, con discrepancias e ideas distintas per persiguiendo un fin, dejó una cicatriz profunda en cada uno de nostros.

Estos valores que, muchas veces sin quererlo y sin darnos cuentas, se fueron metiendo en nosotros, se ven reflejados en cada una de las acciones que cumplimos cotidianamente.


 
Tantos
años de trabajo,
siempre brazo con brazo,
nos hacen pensar
que
nunca se quede en sombras,
frío y vacío,
el salón comunal.

 

 

Asi es que viviendo en Europa, con gente que ni explicandoselo meticulosamente entendería que es una cooperativa de ayuda mutua, somos nostros mismos, hijos de cooperativistas, nacidos y crecidos entre bolsas de portland y montañas de arena, marcos aplilados, reuniones de comisiones fomento o asambleas los domingos por la mañana, quienes trasmitimos este mensaje.


 

Y al pensar se oirá (tu voz),
al pensar se oirá (tu voz),
al pensar se oirá cantar:
"Deme
(esa mano), señora!
(esa mano), vecino,
no vaya a olvidar
que
le vantar nuestras casas
es el principio,
y no el final!
 

Sin darnos cuenta, expontaneamente, somos cooperativistas en nuestros trabajos, en el gimnasio, en el ómnibus o en la escuela, tenemos prendidos los valores más hermosos de los seres humanos, la solidaridad, la comprensión, dandole valor a la justicia y a la verdad, sin tener miedo de decir las cosas de frente.

 

Vivan
las cooperativas,
se unen manos amigas
(por todo) del Uruguay.
Viva
el cooperativismo,

Pongansen a pensar, en cada acción que cotidianamente desarrollamos, estamos reflejando el ser cooperativista, el haber vivido entre gente común y corriente, compartiendo las mismas paredes y los mismos jardines, destapando las mismas canaletas o pintando los mismos postigones.

Sin quererlo se nos fue metiendo adentro el cooperativismo, y sin mirar credos, religiones o fedes politicas, fuimos volviendonos cooperativistas, solidarios y preocupados por el prójimo, sufriendo si el vecino tiene problemas o sonriendo sinceramente cuando las cosas funcionan.

Esto es cooperativismo, y nosotros estemos donde estemos seguiremos siendo cooperativistas, construyendo casas imaginarias, llenando salones comunales, uniendo nuestras manos y siendo solidarios, porqué construir nuestras casas....es el principio y no el final !


Vivan
las cooperativas,
donde se respiran
sueños de igualdad.
Donde
anida la perdida,
la siempre viva,
la solidaridad.

 

 

 (Vivan las cooperativas de Jorge Lazaroff)

Fernando Manzoni

 

RESERVA DE FAUNA

RESERVA DE FAUNA

En Piriapólis en Uruguay se encuentra entre otros el Cerro Pan de Azúcar al llegar nos encontramos con una Reserva de Animales
autoctonos algunos en peligro de extinsión ,pertenecen a la Fauna de nuestro pais.Llegamos por caminos alegres y coloridos entramos al pie del Cerro se toma el camino de la Reserva allí desde una balconada divisas los lagos  hay nutrias venados patos tortugas aves como  cisnes cigueñas,lagartos y varios animales ,siguiendo las sendas entras en el laberinto de los pajaros
vas encontrando canarios,tordos,cardenales mistos palomitas australianas palomas de la virgen palomas comunes todos en grandes jaulas que simulan habitat natural los arboles que los acompañan son espinillos.pitangueros y otros de la flora autoctona ellos vuelan con toda libertad sentis sus cantos y su piar,saliendo hay alguna jaulas con zorros  hurones algun aguila de distintas especies y siguiendo el recorrido llegas al reptilario un hermoso edificio hay enormes víboras,tortugas en piletas simulando lagos con piedras de la montaña.es muy hermoso paseo durante el año los visitan niños de  las escuelas y liceos llenando de ruidos los lugares,Despues se toma un camino se advierte la vegetación la cual desempeña importante papel dandole alma al lugar los riscos se asoman y van haciendo camino el cual te va llevando a la cima del Cerro en el quel hay una enorme Cruz desde allí
divisas la ciudad el mar,ves las verdes praderas,los matorrales las hondonadas de las quebradas donde abunda la marcela,la  espina de la cruz y las infaltables chircas,asi desde lo mas alto ves los cerros que suben y bajan hasta perderlos con la vista
despues vas bajando con alguna magulladura y ahí en el parque bajo la sombra de los arboles merendas en ese lugar los niños se deleitan con los juegos y  corren y saltan Asi es un día de visita a la Fauna Autoctona.- 
 
                                                                                                                         TERESA MASEDA

LA MINA DE BARIO

LA MINA DE BARIO

’¿ Porque la mina de bario ?
Hay razones que surgen de mis raices familiares dado que mi padre Ambrosio Manzoni nació en Primaluna (Italia) apodado
El Tromba por su manera de ser apurado y agil .Tanto como el marco de la época y los trabajos del momento .-El trabajaba
en una mina situada entre Primaluna y Cortabbio,La mina llegaba muy adentro de la montaña se sacaba Bario el cual es un
mineral que preparado en los laboratorios se utiliza para el contraste de las placas radiologicas.La explotación era manual
el y los demas jovenes,herramientas al hombro y canturreando para darse animo,despues del largo camino llegaban a la mina
dentro de su ardua tarea se contaban situaciones,bajar por aquella boca no era fácil,la escalera hecha con maderos gruesos
que enmarcaban varios dientes a modo de escalones,cada escalon era un recuerdo los faroles poco alumbraban,al volver de las
profundidades entre ellos se acompañaban hasta ver la luz de la boca de la mina lo hacían presurosamente pues el que llegaba
primero orinaba sobre los demás,al salir a la luz,debian recorrer un trecho y cruzar un puente,casi nada luego de los cuentos de
aparecidos y fantasmas,otros jóvenes se cubrian con algo blanco y arrastraban cadenas con el fin de asustarlos y ellos al salir
de la oscuridad y enfocados con faroles,Ambrosio no escapaba del temor,su padre le prometió un arma.Esto lo hicieron mucho tiempo y habria mas anecdotas ,cuando vino la guerra Ambrosio emigró a America y llegó a Uruguay.-En uno de los viajes que
hicimos a Primaluna llegamos al lugar encontramos la mina de bario tapiada y a mi me impresionó la brisa fria que salia de ella.-
Allí había trabajado mi padre como tantos otros con pico y pala y algún hachón para sacar el Bario.Con mucha emocion me quedo
el recuerdo de mi padre en medio de la montaña,tan inmensa la quietud y algun canto de un pajaro y la brisa envolviendonos.-
Un recuerdo remoto con cariño
Francisco Manzoni 

EL GENOVES

EL GENOVES

En el Cerrito de la Victoria,atrás del Santuario Nacional,vivía un genoves una linda casita con aljibe muchas parras en un lindo lugar,el en su vida laboral fue motorman de tranvía,fue allí que se conocieron con Ambrosio Manzoni y Carlos Cattaneo aunque
estos eran de Primaluna se hicieron amigos y entre los tres cuando maduraba la uva lo ayudaban descalzos en las tinas de madera pisando la uva y separando el orujo,
Hasta que un día hicieron una moledora con 2 rodillos,manualmente pasaban la uva por allí hacián la fermentación,filtrado y cuando
el vino estaba pronto,Ambrosio y Carlos que era constructor le hacian su visita sabatina a probar aquel rico vino.-El Genoves no
tomaba,sus amigos acompañaban con galletitas María el licor y despues de varias copas emprendían el regreso a sus casas
calles abajo por las bajadas del Cerrito ,a uno u otro se le cerraban las calles entonces se sentaban en el cordón de la vereda
hasta que se le abrian pero alli le pasaba al otro,cuando se reponían un poco retornaban a sus respectivas casas decían despues
de disfrutar aquel vino y un alegre paseo hasta que las damajuanas de su amigo quedaban vacias,EL GENOVES muy nombrado
era un señor
bajito con la nariz roja que aquellos eran los pocos amigos que tuvo.-
Fue una anecdota verdadera                             Francisco Manzoni

MIS HERMANOS

MIS HERMANOS

Francisco y Teresa se casaron alrededor de los 20 años de edad el 18 de noviembre de 1954 y a los 9 meses nací yo , el 13 de agosto de 1955, prematura de 8 meses pesando 2 kilos y poquito.

A los 22 meses nació Francisco Javier (Junior) por lo que no recuerdo mi vida sin él. Fuimos compinches contra los enemigos, cómplices en las travesuras, enemigos férreos en las disputas, compañeros de tardes de soledad.

Cuando tenía 10 años una noche de tormenta, nos depertaron, nos subieron a la Commer y nos llevaron a lo de tía Angela, ella estaba con nuestro primo José ya que Giordano su esposo estaba en Marindia. La tormenta fue tan fuerte que la tía tuvo que dormir en el piso ya que ninguno de los 3 niños quiso dormir en el colchón así que nos quedamos en la cama matrimonial de Angela.

Fue todo una alegría, la tormenta arreciaba en el tercer piso del edificio de la calle Pestalozzi, nosotros nos divertíamos, hasta muy tarde en la noche, ya casi madrugando, la tía se reía, ella siempre se reía y mis padres se habían ido al Hospital Británico. A la otra mañana llegó la noticia, nació Fernando. Para mí ese niño representó ya no más soledad , mamá se quedó en casa a cuidarnos. Jugábamos con el ya que era nuestro muñeco viviente, el se adaptó y nos seguía a todas partes.

Pasaron los años y en 1971 el primer día de clases, mamá no estaba, papá me había avisado de madrugada que se iban al Sanatorio de Asignaciones. Me levanté y llamé a mis hermanos, desayunamos. Como yo iba lejos, a Colón, Junior quedó encargado de llevar a Fernando a la escuela. A la vuelta me encuentro una revolución, casi al mediodía había nacido Alejandro y Carmen nuestra prima estaba en la peluquería con Fernando. ¿Qué había pasado?. El menor tenía un hermoso cerquillo que le llegaba hasta los ojos, como le molestaba el mayor entendió que se lo podía cortar un poco y mejorar la visión del pequeño, pero las manos poco hábiles para el menester de la tijera no dejaban pareja la altura, así que en los arreglos, un poco de acá otro de allá lo dejo sin cerquillo. Como consecuencia Fernando fue a ver a mamá y a conocer a Alejandro con un gorro de lana tapando el desastre, nuestra madre casi se infarta cuando lo vio.

Dos años después una fría tarde de junio, nuestros padres no volvían de la consulta médica, habían ido al control ginecológico pues mamá estaba embarazada de 8 meses. Se hizo la tardecita y nosotros sin noticia, cociné para la cena, hice tortilla de papas, yo tenía casi 18 años, Alejandro se nos trepaba en la mesa, Fernando y Francisco jugaban a la guerra, en el apartamento de 1 dormitorio de la calle Quicuyo. Mis nervios estaban de punta.

Cansados de esperar y ansiosos por novedades nos quedamos dormidos en la cama de mamá y papá.

Cuando llegó nuestro padre muy tarde  a la noche nos despertó a los más grandes y nos contó que había nacido Patricia. Mi comentario fue ¡Al fin una niña!.

Mis hermanos son un tesoro, cada uno a su manera, me fortalecieron como persona, me enseñaron cosas de la vida, me auxiliaron cuando fue necesario y por eso hoy y en estas pocas líneas los recuerdo con todo mi cariño. ¡Los quiero Manzoni!

 

María Teresa (Tití)

PEÑAROL CAMPEON DE AMERICA

PEÑAROL CAMPEON DE AMERICA

Martes 30 de noviembre del 1982, el relator anuncia las formaciones: Fernández, Diogo, Gutiérres, Olivera, Morales, Bossio, Saraleghi, Vargas, Jair, Morena y Venancio.

Sentados como de costumbre en los partidos de la libertadores, sin cambiar por ningún motivo del mundo los lugares, en el comedor de casa estabamos Omar, Alejandro, papá y yo.

Omar con su mate y el termo, Alejandro sentado en el mecedor, papá apoyado a la mesa y yo en una silla entre Omar y Alejandro.

Fuimos mirando el partido con la emoción de una gran final, historica para nosotros jovenes, que despues de muchisimos años, veiamos finalmente a Peñarol jugar por algo importante.

En Montevideo, el Cobreloa habia empatado y necesitabamos ganar o ganar para llevarnos el título.

Quietitos cada uno en su lugar, esperabamos que la jugada de los chilenos terminara para movernos, pero cada vez que los rojos atacaban peligrosamente, todos volviamos a quedarnos en nuestros respectivos lugares, una cuestión de superstición, pero en los partidos anteriores habia funcionado a la grande.

Parecía que en este, nuestra cabala no iba a funcionar, todo indicaba un cero a cero como en Montevideo, pero al final, cuando el termo estaba casi vacío, papá, hincha de Nacional, bostezando y preparandose para ir a dormir, el centro de Venancio Ramos hacia los pies del Nando Morena nos hizo saltar de nuestras sillas, una emoción inolvidable, sentir los gritos de los relatores, los vecinos del barrio que salían a festejar, nostros que corriamos y saltabamos en el comedor como locos, el Hugo Bagnulo que se caía en el suelo por la emoción y medio pais contento que salía a la calle para llegar a 18 de Julio como fuera posible.

Gorrito de lana tejido por la tía Angela, bandera de Peñarol en aquella caña que no servía más para pescar, encontrandome con el Gato en la mitad del camino, nos largamos junto a Gerardo Teodoro a la calle, subimos al 145 y recorrimos Proprios entre gritos y festejos, con la mirada amenazante del guarda, que seguramente era hincha de Nacional, a cada grito.

Bajamos en ocho de octubre y caminamos hasta 18, la multitud era impresionante, tambores, vino, bombas brasileras, algunos bailaban, otros cantaban, los milicos nos impidieron pasar por la casa de gobierno, y ahi se mezcló el fútbol con la realidad, cantos contra la dictadura, corridas para evitar de ser apaleados y vuelta a casa, caminando por Agraciada por cuadras y cuadras, pues habiamos prometido justo eso: si salimos campeones de América, volvemos  a casa caminando.

Infaltable el día siguiente la ida a San Pancracío, a prender una vela, ademas de liberar los santos pilatos que habiamos hecho repitiendo a cada nudo: “santo pilato, la cola te ato, si no gana Peñarol no te desato”.

Lindos recuerdos de un tiempo que fue, vinieron otras copas, otras emociones, pero como aquella que nos regaló el Nando con su gol al ultimo minuto será verdaderamente dificil que se vuelva a repetir.....

 

Fernando.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

LA LIBRETA DE CHOFER

LA LIBRETA DE CHOFER

En Uruguay al este lo llaman Costa de Oro por la hermosura de sus playas y limpias y doradas arenas,así llegamos al balneario Atlantida,con su hermosa rambla,arboles en sus arenas paradores,muchas casas antiguas ,hoteles,restaurantes y tambien está
La Comuna que entre otros trámites toman los examenes de conducción.Un día llegamos en un Chevette 81,Teresa,Gabriel,
Fernando y yo,hicimos los trámites correspondientes y salieron Fernando y el inspector,nosotros esperando en la rambla.-
Recorrieron varias calles hicieron todas las maniobras al volver el inspector nos hizo un O.K. con la mano,entró Fernando
a la Comuna termino sus trámites y así obtuvo su primer licencia .-Subimos todos al auto retornando ya con un
conductor que tenía su Libreta de Conductor,me sentí orgulloso y feliz a la vez.-Es un lindo recuerdo
                                                                       Francisco Manzoni

EL BOLICHE LOS YUYOS

EL BOLICHE LOS YUYOS

El Boliche LOS YUYOS esta en el barrio Atahualpa en Montevideo,allí desde muchos años se sirvieron bebidas que sus primeros
dueños hacían con personalidad y exquisites, recuerdo la caña con pitanga,y varios gustos ,mis hermanos y sus amigos eran asiduos asistentes el local era pequeño,mostrador de madera y al fondo las estanterias llenas de botellas eran muy variadas
y además vendian uvita muy suave al paladar,pasando el tiempo,ahora está de moda conservando su nombre,al costado hay salas
con mesas y al fondo un parrillero,pero los mayores entramos y recordamos aunque esta el antiguo mostrador con su surtido de bebidas,miramos los cuadros que evocan epocas pasadas adornando esa parte diriamos que historica,pero recordamos que allí estuvieron los perros( mis hermanos),el gallo.el pety.el gato,lindo lindo el pintor,el cabeza y muchos otros que fueron amigos de mis hermanos   Un  recuerdo del pasado
                                                       Teresita Maseda

AMERICO EL CARPINTERO

AMERICO EL CARPINTERO

Americo vivia en una casita que la puerta la componia un gran vidrio pues por ser pequeña le daba mas luz ya que en su interior
vivian y estaba un pequeño taller el y su esposa fueron de los primeros en vivir permanente aunque viajaban diariamente a Mvdeo.
El carpintero era muy bueno hacia trabajos en grandes fabricas e instalaba vestidores hacia alguna cosa en Marindia tenemos un
banco hecho por el y una mesa para los asados liviana pero utilitaria su esposa Laurita hacia costuras para fabricas y otras cosas Tenian muchos arboles y un jardin que tenia hortensias celestes que en Navidad Laurita formaba el arbol con ellas,tenía muy buen gusto.-Mis hijos eran muy amigos el era canarito dicharachero y servicial mi hijo Ale se hizo muy amigo y empezo por gustarle la carpinteria se hizo un banco para pescar,Américo andaba en bicicleta por todo el balneario y a la mañana paseaba con su mate
los vecinos lo tenían como referencia hasta que los que iban a vivir se hacian los pozos para sacar el agua el aconsejo al peluquero que cuando pasara la arena venian las piedras y luego el agua le hicieron caso pero el posero se fastidió el resultado que ese pozo no sacó agua debieron hacerlo de nuevo de mas de 17 metros de profundidad estuvieron varios dias buscandolo para pelearlo,pero el se desentendió y no le hizo frente a tal error pero despues siguio siendo amigo de todos y se hizo una casa se llamaba Alerito  alli se sentaba frente a la estufa y tomaba su mate mañanero hoy nos queda el recuerdo del Carpintero de Marindia Americo y su esposa Laurita,a quienes recordaremos siempre.-
                     recuerdos de Marindiia                                 Teresa

BALNEARIO PAJAS BLANCAS

BALNEARIO PAJAS BLANCAS

Pajas Blancas es un balneario del oeste de Mvdeo,era muy concurrido en los veranos,ahora ya la gente vive permanente.
Angela y Giordano tuvieron una casita y sus vecinos eran Gregoria y Martinez (Martins),el despues de trabajar en varios lugares
trabajo de guarda bosque en el balneario hasta que se jubilo,y tambien su tercer casamiento fue con Gregoria,una sra. con lentes de mucho aumento que conoció en San José.-El era hombre de campo y sabihondo,sabía como podar lo que se plantaba y todo
lo de la tierra se llevaban muy bien el tenía arboles de pelones que le hacía hacer dulces a ella que era muy rico,tambien tenian
parras que luego cambiaban la uva por vino.-El salía a pescar en lancha y si traía mucho pescado lo hacía salar y quedaba como el bacalao,un día habiamos ido una barra de Mvdeo.entre ellos Luis.Omar,Renato etc.Giordano y Martinez los invitaron a pescar
los subieron a la barca y llegaron hasta donde estaba un barco hundido que hacia los viajes de ida y vuelta a Bs.Aires,los mayores
sabian nadar los otros NO,les dijeron es facil y los tiraron al mar era un lugar profundo.-El susto que les dio fue muy fuerte,retornaron y Giordano y Martinez hacían alardes y los burlababan,de como se habian agarrado a la lancha estos se ofendieron
y nunca mas quisieron ir a Pajas Blancas,Es una anecdota verdadera,-               Teresa

LA VIEJA INTERBALNEARIA

LA VIEJA INTERBALNEARIA

Estando en Marindia un dia de Jueves Santo,el cielo nublado nos acercamos a la carretera con Francisquito y Fernando,la doble vía estaba en construcción ,mirabamos el trayecto largo y fino la veíamos solitaria en la inmensidad de los balnearios,pocas casas
muchos pinos,eucaliptus,acacias y aromas,pajaros volando,nos entretenía ver los pocos autos algun omnibus de Copsa etc.
De repente vemos un caminante que venía del lado del Fortín con su mochila al hombro,al acercarse reconocimos a Jorge Omar nos dijo vengo a visitarlos me pase de parada,nos alegramos retornamos a la casa charlando de que sería lindo andar en bicicleta por
la carretera en construccion ,ya que en esa semana los obreros no estaban,A la mañana siguiente se levantaron y tomaron
las bici Fran la de el y Omarcito la de su papá que la tenía prestada el tio Giordano ,los ciclistas agarraron carretera sin estrenar
demoraron mucho cuando volvieron contentos de su hazaña contaron hasta donde llegaron que se veía el trebol en construcción
de Atlantida,salió el tío Giordano enojado les dijo que podian haber pinchado,roto la cadena fue un rezongo muy recordado,ya que no habían hecho el paseo con mala intención,solo estabamos conociendo dijeron ,Suavizamos las cosas ya que no 
había pasado nada,conociendo al tío el cual cuando bajaban a la playa y yo quedaba con los mas chicos los cuentos eran de las inglesitas,que se ahogaron y nunca las encontraron y otros cuentos mas.-Ahora miramos la doble carretera muy difícil de cruzar por tanto tráfico y pensamos,Ahora los viejos somos nosotros
                                   Otro recuerdo        Teresa

LA ESTACION SAYAGO

LA ESTACION SAYAGO

    Caricias en el alma..
Recorrer las calles,los lugares de un barrio,de epocas hermosas en las que la originalidad de estas se encuentra presente en los
personajes,sus formas de vida,su `pasado en el recuerdo.Un barrio suburbano con lindas casas y calles arboladas es Sayago.-
El pueblo Sayago se fundo en el año 1873 por Luis Girart,tomando el nombre del dueño de casi todos los terrenos de este poblado,Francisco Sayago.Luego por remates de solares,se estiman vivían alrededor de 1.000 personas y existían 100 casas(segun Anibal Barrios Pintos historiadorEn 1913 es declarado pueblo,y el 15 de julio de 1953,el pueblo Sayago se pasa a llamar
Villa (ley 11969).-Luego de construida la estación Sayago en 1869 aumento notablemente su población,la que surge a raíz de dicha construcción.-La demanda del transporte cada vez mayor por lo que este era insuficiente.-En 1908 llegaba a Milla´n y Raffo el tranvía de caballitos,un carruaje propiedad de los Hnos.Luis y Antonio Moro,único medio de transporte.-La Estación Sayago
dentro de su historia contiene el de distinguidas personalidades que pasaron por ella.Delmira Agustini,gloria de la poesía de nuestro país,se la recuerda junto a las barreras del ferrocarril para ver pasar los trenes,hoy tristemente de la casa quinta que vivía con su flia,en Ariel y Garzón quedan restos,de una fuente En  Estacón Sayago,como reconocimiento del ejemplar doctor Mario Rinaldi Guerra (graduado en la Fac de Medicina 1923 con medalla de oro)Se aprecia un monumento que el vecindario colocó
en reconocimiento de este hombre de ciencia por su generosidad y desempeño de su profesión en Sayago.-En el camino de historias nuestros barrios seguiremos buscando ,.Ana María Yorio concejala julio 2008
 
 
de Por los barrios la voz de la zona 13                               Teresa

LA CACHILA DE AMBROSIO

LA CACHILA DE AMBROSIO

EN una lotería de fin de año salio la grande muchos vecinos habían entrado en el Nº de La fábrica de Pastas entre ellos
Cata y María,Como Ambrosio estaba trabajando Cata lo llamó y le dio la noticia,y le dijo nos compraremos un auto,Ambrosio
trabajaba en Muttoni empresa que colocaban bretes baños molinos porteras y todo lo del ramo.-El siempre había querido
tener un autito,cobraron los pesitos y recorriendo compraron un auto Chevrolet de 1929 pintado de color bordó.-Allí empezó
otra historia,despues de salir de su trabajo  Ambrosio empezaba la clase de conducción con mi buena voluntad y paciencia
le explicaba todo al día siguiente no se acordaba,no obstante si iba manejando y repasaba a sus compañeros los hacía subir
por unas cuadras,la práctica seguía,un día me dijo el fin de semana vamos a Melilla que había otros paisanos,al retornar de la
visita en el camino debía esquivar un carro con caballo,en vez de frenar pisó el acelerador,le tomé el volante y termino el auto
saltando la banquina en medio del campo,las acompañanates Cata y Graciela una nieta muy asustadas dijeron no subimos más.
Tuve que hacerme cargo del auto y regresarlo a la casa,lo tenía en el jardín,el lo arrancaba cuando su hija María sentía el ruido
ponia dos llantas contra la pared del vecino,como la salida la hacia para Congo el salía y ahí quedaba me llamaban para que
arreglara el entuerto varios vecinos ayudandolo y Ambrosio en el medio.En una ocasión vino Cata de Buenos Aires había que ir al
Apto.de Carrasco el me dijo anda con tu coche y yo te sigo.PELIGRO INMINENTE,fuimos con la cachila el y yo que debí manejarlo .Sin exito de conducción vendió el auto Chevrolet y nos quedó
      el recuerdo de la Cachila de Ambrosio.-        Francisco Manzoni

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

EL ABUELO Y LA FERIA

EL ABUELO Y LA FERIA

El día domingo mientras Cata iba a misa Ambrosio iba a la feria primero a la de Tristán Narvaja,despues ya iba mas cerca a la
del Cerrito compraba algunas cosas entre ellas una patita de chancho la hervía mientras la cocinaba la iba probando,así hasta el
mediodía,a la tarde hacía la siesta y luego esperaba nuestra llegada,bajabamos de la Commer y tenía una mesa con una fuente
media cascada en ella había varios tipos de queso nos convidaba y  Cata nos hacia refuerzos de fiambre,los domingos una
de las cosas era el esperar a Fran y sus nietos,cuando pasaba en la semana al mediodía le decía a mi madre Catalina
un churrasco y un vaso de vino para Fran,el cual yo comia con gusto y luego me iba para mi casa,pero volviendo al domingo
la tarde se le hacía larga pero allí llegaban a saludarlos los paisanos Federico,El Clelio y Ruscón el primero no tomaba,el otro
tomaba un vasito de vino y el Ruscón que iba a las queserìas y probaba todos los quesos que tenían hongos y se decidía por el mas económico en oportunidades le daba vino pasando el tiempo le decía solo un vaso de leche,tambien mi padre comía arroz con leche pero salado y le agregaba un chorro de vino.- Salía a la vereda se apoyaba en el cerco y con su cabecita blanca esperaba
que arrancabamos todos lo saludaban y Ambrosio quedaba esperando el próximo domingo
                                                       Francisco Manzoni

LA PIEDRA MOVEDIZA

LA PIEDRA MOVEDIZA

Querida amiga:Te escribo esta carta desde la estación de este pequeño pueblo,mientras espero el tren que me permita huir de aquí.-Quiero explicarte por que no te envie la postal para tu coleccion como lo había prometido.-
Llegué ayer a este pueblo para vender,como sabes mis rompecabezas.-Pasé la noche en el hotel La Roca y hoy subí al cerro
para ver la famosa piedra movediza y comprar una postal.¿quiere que le saque una foto?me pregunto un viejo,No gracias solo quiero comprar una`postal.-Sacó una  de su bolsillo y me la acerco,me cobró mucho por aquella postal mal enfocada en la que la piedra
apenas se distinguía.Me dijo es un lindo recuerdo,la piedra movediza es una maravilla de la naturaleza.-Le dije pero no se mueve nada,protesté despues de empujarla.-Por supuesto que no dijo el fotografo,.Las piedras movedizas nunca se mueven,.Agotado por la caminata y fuera de mí ,esperé que el fotografo no me viera y le di UNA PATADA A LA PIEDRA,me estaba frotando el pie dolorido noté que la roca se movía peligrosamente, antes de emprender una alocada carrera cuesta abajo,hacia el pueblo.-
Me fui corriendo temeroso de la gente del pueblo por haber destruido su única atracción turística.-Pase por el hotel tomé mi valija y vine a la estacion.Busque en mi bolsillo la postal de la piedra movediza y la había perdido.Te extraño mucho   Nicky
Posdata acabo de oir una conversación a mis espaldas,La pIedra cayo sobre el museo municipal.aplastando una armadura,una momia,la máquina de escribir.Pero ya han fotografiado la roca,para hacer nuevas postales.-No es más una piedra movediza sino una roca que vino del espacio.-El nuevo nombre del pueblo ahora es Meteorito 
 ( DE CUENTOS ENCONTRADOS )                         Teresa

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres