Blogia

RECUERDOS DE LA VIDA/RICORDI DELLA VITA

CAMIONCITO GASOLERO

CAMIONCITO GASOLERO

Ambrosio desde que llegó de Italia,se reunía con sus paisanos,entre ellos Federico,Paulina,Chieta y flia y varios más entre ellos
Essio que poseía un camioncito con el cual iba al mercado un día se combinaron para ir a Minas;como era tiempo de guerra el camión funcionaba a gasogeno tenía colocado una caldera que le ponian carbon de coke y una chimenea.-Los caminos para utilisar eran difíciles en los repechos,bajabamos y caminabamos al costado del camión para no sacarle fuerza,seguía un poco y así era parte del camino,MADONNA¡¡repetian los tanos que viaje cansador,así llegabamos al lugar elegido se hacía el campamento entre otras cosas asado y vino y se repartían lo que cada uno había traido.-Las sras.conversaban cortaban marcela y algun otro yuyo los hombres deseaban cazar alguna perdiz,yo no me acuerdo de ninguna,al atardecer retornabamos cansados pinchados con alguna rama soñolientos por el vino y llegabamos a casa.-Ellos contentos que habían aprovechado el día y no había fajina era disfrutable.-El recuerdo de aquellos tanos que se divertían con sus añoranzas,sus esopetas y su camioncito gasolero,Quedo grabado en nuestro recuerdo.-             Francisco Manzoni

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

LA AMETRALLADORA

LA AMETRALLADORA

La culata de la ametralladora se asombava por debajo del asiento. Cuando el soldado de casco verde y linterna anaranjada hizo señas a mi padre de parar el auto, fue la primera cosa que miré.

Mientras uno de los militares pedía los documentos y los controlaba, el otro daba la vuelta alrededor de la camioneta, iluminando el interior.

Algo habia pasado aquella noche de invierno, nosotros volviamos de la casa de la Tia Juana, habiamos festejado el cumpleaños de Cecilia, la hija de Enrique, a cierto punto, alguien habia golpeado a la puerta y los tios habian ido a atender.

Despues la fiesta habia terminado y todos nos habiamos ido para nuestras casas en silencio.

Ocho de octubre estaba iluminado por las luces de las “chanchitas” y “camellos”, y esta luz reflejaba en las filas de platanos torcidos que levantaban las veredas.

El soldado de casco verde habia hecho apoyar mi padre contra el capot del auto, cacheandolo para ver si llevaba algún arma, mientras tanto, el otro soldado, terminando de fumar su tabaco armado, volvió a mirar para adentro de la Commer; Con mi pie derecho intenté empujar hacia adentro la ametralladora, pero fue inutil, la luz de la linterna llegó hasta el borde y fue dibujando con un juego de luces y sombras, el contorno de aquella arma.

Capitán...dijo con voz segura, acá atrás hay unos niños y hay algo abajo del asiento, “controle” dijo el capitán, y el milico de malas ganas nos dijo que teníamos que movernos.

En tanto que esto sucedia, a fuerza de empujones, había logrado esconder el arma justo abajo del asiento y cuando el soldado volvió a iluminar hacia adentro, no vió otra cosa que mi pie apoyado en el lugar donde antes había visto el fierro.

Tiró el pucho, se acomodó la visera del casco, iluminó otra y otra vez, y dijo al capitán casi desilusionado: “no era nada, falsa alarma”.

De malas maneras nos despidieron y asi nos fuimos por una ocho de octubre cada vez más oscura, golpeada por el frío de la noche.

Cuando llegamos a casa, mientras mis hermanos bajaban, recogí mi ametralladora de juguete, escondiendola abajo del buzo que la abuela Catalina me habia tejido, mirando hacia todos lados, corrí hasta la cocina y sin que nadie me viera, escondí el juguete abajo de la mesa roja, justo atrás de la heladera, para que nadie, ni el milico más vivo pudiera encontrarla.

 

Fernando.

PALO Y PALO

PALO Y PALO

Eran épocas de ideales, la extrema derecha convivía con la extrema izquierda, los enfrentamientos estudiantiles eran frecuentes.

La conducta de los grupos extremistas era de violencia, así mientras algunos como yo, estudiantes comunes, adolescentes entre 15 y 18 años, íbamos a clase con el interés de prepararnos para alguna carrera universitaria, otros de nuestra misma edad concurrían a los centros de enseñanza a promover discordias políticas.

El gremio era de tendencia izquierdista, el Che había muerto hacía pocos años y en las  asambleas las discusiones con los derechistas, muchos de ellos pertenecientes a un grupo llamado JUP (Juventud Uruguaya de Pie) eran muy fuertes. Estos últimos perturbaban a los demás e intimidaban a algunos docentes con cadenas, cachiporras y hasta alguna vez llevaron armas al centro docente.

En este ambiente y a mediados de 1971 fue que se resolvió por mayoría desgremializar a unos  cuantos compañeros que por sus actitudes interferían en el normal desarrollo de las clases.

Una mañana al bajarme del ómnibus al llegar al liceo 9 ubicado en la Avda. Lezica, había muchos autos en la puerta, todos negros y de la misma marca, yo no percibí el peligro pues no me preocupaba la política, ni el clima enrarecido que existía.

A los pocos minutos se desató una persecución por parte de hombres grandes, según mi visión de adolescente, a los alumnos y les empezaron a golpear con furia, yo lo veía desde dentro de un salón al que un profesor nos había hecho entrar apresuradamente.

Así vimos pasar muchachas y muchachos perseguidos, golpeados, lastimados por esos gigantes que tenían un aspecto amenazador.

El pánico se apoderó de nosotros, la angustia nos dominó, pensando en aquellos compañeros que no estaban allí con nosotros pero que estaban en medio de esa guerra campal.

Llanto, gritos, exclamaciones, todo era un caos.

Esto duró aproximadamente media hora. En determinado momento cesó todo el movimiento y fuimos saliendo al corredor del edificio en donde se nos trató de tranquilizar, explicándonos que ya había pasado todo, que esperáramos un rato y luego fuéramos saliendo de a grupos hasta Colón que no nos quedáramos en la puerta, pero que ya había pasado, que había muchos chicos lastimados incluso había uno internado en estado de coma al que le habían partido además todos los dientes.

Más tarde nos enteramos que este atentado atroz lo había cometido el comisario del barrio en represalia por la desgremialización de su hija Nancy. El muchacho que estaba grave era uno de los principales dirigentes del gremio que fue buscado hasta que lo encontraron y lo golpearon con saña.

Durante meses mi padre junto con otros padres hacía guardia en la puerta para que nosotros pudiéramos estar tranquilos ya que esta situación fue muy traumática.

 

 

 

María Teresa (Tití)

DOCUMENTOS Y VIAJES A ARGENTINA

DOCUMENTOS Y VIAJES A ARGENTINA

En el comienzo de la documentacion escribimos a los primos en Lanus,debía conseguir certificado de matrimonio de los
abuelos,casados en Buenos Aires,cuando viajamos con Teresa llegamos a Lanus Este allí nos dijeron Cacho fue al
registro por el papel,salimos bien apurados cruzamos a Lanus Oeste y llegando al jurado el primo nos dio el recibo y nos entregaron el documento que precisaba Fernando.-Otra vez hubo que ir en búsqueda de otra documentación para completar datos de Ambrosio,partimos con Fer en el omnibus de la carrera.todo bien hasta se me ocurrió tomar cafe se servía cada uno
yo muy canchero puse cafe y del otro recipiente tambien cuando lo tome habiá entreverado jugo de naranja que chasco.-
En Bs Aires nos dividimos los tiempos y fijamos como punto de encuentro la famosa plaza Once,las oficinas quedaban entre si pocas cuadras pero en dirección opuesta,despues de hacer los trámites volvimos casi al mismo tiempo con los certificados.
Lego la hora de almorzar que va¡ no recuerdo la hora pero nos arreglamos con sandwiches y refrescos,nos sentamos en un
banco de la plaza.Si no recuerdo mal debimos esperar para completar otros documentos.Volvimos por la misma vía con la
alegría de haber obtenido lo que Fernando necesitaba         Francisco

EL LADRON DE BICICLETAS

EL LADRON DE BICICLETAS

Los Reyes le habian traido una bicicleta verde brillante,cuando la vió lloraba y decía porque tan grande.

Aprendió a andar rapidamente enseñado por su hermano Fran despues de unos dias ya era un verdadero ciclista por lo tanto hacían carreras daban la vuelta por el Barrio Jardín, formado por muchas

lindas casitas.

Algunos eran alemanes y tenian tejas rojas en sus techos.

La placita que circundaban con la bici además de juegos estaba arbolada con enormes eucaliptos y había algunas hamacas tobogan etc.

Fernando y sus amigos ya conocían

las vueltas hacian el circulo volvian a Quicuyo y la meta final el camino Ariel,la disfrutaban mucho.

Despues de juar, subia la bicicleta al primer piso y esta quedaba apoyada sobre la baranda.

Un mediodía a la hora del almuerzo, la prima Carmen gritó “se llevan la bicicleta...”, nos levantamos

de un salto todos, en las escaleras un muchacho muy arreglado se llevaba la bici al hombro, mis gritos lo asustaron tiró la bici y

empezó a correr,  todos bajaron pero Francisco emprendió una veloz carrera, con los demás atras, corrió velozmente en las vías

se perdio entre el pastizal, el padre volvió cansado, dijo  “si lo agarraba no le podía hacer nada”, tomó su agenda y marchó a su trabajo.-Fernando  siguió disfrutando de su bici y luego la entraba aunque el apto.era muy pequeño.- Teresa 

 

 

 

LA ESQUINA COOPERATIVA

LA ESQUINA COOPERATIVA

Hay muchas anecdotas del tiempo en que construimos nuestras casas en la cooperativa.

Mucha fue la gente que trabajó para construir las viviendas, ademas de los cooperativistas, habian personas de afuera, como el arquitecto Pessina ( “el calzeta” ), la asistente social Cecilia, varios capateces y obreros de la construcción.

Muchas fueron las reuniones realizadas en el Banco Hipotecario y en el Centro Cooperativo, otras horas se pasaban en la cooperativa haciendo trabajo de albañileria, sea los coopertivistas que sus hijos.

Franciscquito y sus primos, Daniel y Omar, un día estaban haciendo una zanja y los dientes de Daniel se le cayeron adentro y fueron llevados por el agua.

Don López era uno de los capataces, estaba siempre persiguiendo la gente, especialmente los más jovenes para tenerlos ocupados.

Ayudando sanitarios, electricistas y otros, hicieron experiencia y muchos oficiales pedían que estos jovenes estuvieran a su lado.

Otra manera de hacer horas en la cooperativa, era hacer de sereno. Domingos enteros Olga pasaba en la caseta que estaba en la calle Carafí, controlando todos los movimientos, otros limpiaban los baños y otros, especialmente los niños se divertían llevando agua con limón por las tiras de casas.

Por algún tiempo, Olga y Omar estuvieron a cargo de la cantina, donde se vendían bizcochos, refuerzos y sobre todo daban agua caliente para el mate.

Varios fueron los cantineros.

Todos haciendo algo, como pequeñas hormigas, fuimos trabajando para construir la cooperativa.

Algunas veces, venían los niños de la escuela a visitar la obra, haciendo trabajos como dibujos y redacciones sobre lo que habian visto.

En aquellos dibujos se veían tablones, escaleras, carretillas y gente moviendose por el terreno.

Esta es la historia de las 257 viviendas de Garzón y Propios.

 

Teresa.

 

LOS VIAJES A BUENOS AIRES

LOS VIAJES A BUENOS AIRES

 

Trabajando en la imprenta de Barreiro y Ramos, me encargaron de ir a Buenos Aires, en aquel tiempo, gracias al cambio favorable, se hacían muchos trabajos en la otra orilla.

Me pagaban el viaje y un viático, fui varias veces, cuando volvía a Montevideo, traía varios bolsos con ropa y golosinas, poniendo muy contentos a mis hijos, que asombrados pensaban que traía todos aquellos regalos porqué encontraba la plata tirada en la calle.

En uno de esos viajes, me compré un lindo par de zapatos en el Once, como eran comodos me los puse y estuve con ellos durante todo el día, al regrezar, mostrandoselos a mi familia, me miraron asombrados: uno era marrón y el otro  negro.

 

Otra vez invité a Teresa a venir conmigo, cuando estabamos saliendo con el ómnibus para el aeropuerto, llegó mi jefe a toda velocidad y nos dijo: vuelvansen mañana mismo porqué necesitamos las peliculas.

Fue asi que llegamos a Aeroparque pasada la medianoche, con los bolsillos llenos de dinero (que no era nuestro), cenamos, fuimos al cine, caminamos por Corrientes ( donde siempre hay gente, a pesar de que era plena madrugada) y llegamos a la Plaza San Martin, todos los comercios abiertos.

En una panadería compramos un riquisimo pan dulce, al amanecer, nos fuimos caminando hasta la empresa y terminamos el trabajo.

 

En otra oportunidad pudimos ir a Lanús a ver a nuestros primos, pues con el sistema de Micros, el transporte es ágil y te llevan donde necesites.

 

Tambien fuimos a visitar a Charo, que trabajaba en la calle Corrientes vendiendo perfumes, la saludamos, apoyando la carpeta con las películas en un murito, cuando nos dimos cuenta de su falta, estabamos en un Micro, nos bajamos de apuro, tomamos un taxi, recogimos la carpeta y por suerte pudimos llegar en tiempo a Aeroparque.

 

Un lindo susto me pegué el día que estando en Plaza de Mayo, empezaron a pasar aviones militares que iban y venían, en Montevideo, mi madre comentó a mi sobrino Daniel lo que estaba pasando en Buenos Aires y Daniel le dijó que yo estaba justo en ese momento por ahi, poniendola muy nerviosa, cuando volví, avisado de su estado de ánimo, la llamé por telefono para tranquilizarla.

 

Muy fea fue la vez que habia paro de transporte, el unico medio de comunicación era el Vapor de la Carrera, viajamos hacinados, pasando toda la noche despiertos, pude conversar con varias personas, habían doctores y hasta jovenes diligentes a quienes no hice caso.

 

Me tocó ir tambien en invierno, me acuerdo de una hermosa campera de cuero que me compré, usandola todo el día y llegando a Montevideo con el nuevo indumento, que al otro día me quedaba chica, por suerte pudieron usarla hijos y sobrinos.

 

Francisco Manzoni

RAPHAEL

RAPHAEL

Raphael era un cantante español de fama internacional.

Titi, mi hermana más grande, era fanatica de este personaje, lo demostraba el hecho que coleccionaba decenas y decenas de revistas, pegando poster y fotos por todos los rincones de su cuarto.

De la mañana a la noche, en casa se sentian las canciones de Raphael, pero en fin de cuentas era soportable, pues Tití se quedaba en su cuarto, cantando y desentonando las canciones del cantautor.

El ultimo día antes de las vacaciones de julio, en la puerta de la escuela, un empleado del Cine Sayago, nos distribuyó bonos para las matinee de cine.

Al pasar, te entregaba un bono largo y estrecho, con toda la programación de la semana, que presentandolo a la casa, te daba el derecho a un descuento.

Fue allí que con asombro ví que el viernes de aquella semana de vacaciones, daban tres películas de Raphael, sonreí pues nunca en mi vida se me hubiera ocurrido que aquel pesado, maricón y mal cantor de Raphael (asi lo veía de niño) fuera tambien un actor de cine.

Apoyando el bono arriba del piano, me fui a lavar las manos en el baño de arriba y fue desde allí que sentí a mi hermana gritar de alegria, corría y bajaba las escaleras sacudiendo el bono, besando fotos de Raphael y desenfundando discos que uno atrás de otro hacian andar la púa del viejo tocadiscos.

“Te dejamos ir, solo si te acompaña uno de tus hermanos” dijo mi padre, traté de esconderme atrás de la puerta de la cocina, aquella de madera que se abría y cerraba sola, pero fue demasiado tarde, los ojos de Teresa me crucificaron, como ultimandome a tomar una decisión, practicamente me decían: “o venís conmigo o te mato”.

Fue asi que, aquel viernes de julio, me pasé cinco horas con la naríz pegada a la pantalla, porqué fuimos a elegir la primera fila para sentarnos...sintiendo a aquel marica, desentonado y antipatico de Raphael....

 

Fernando.

SUPER FRANCISQUITO

SUPER FRANCISQUITO

En mi barrio habia muchisimos niños, casi todos iban a la escuela, otros, los mas desafortunados, ademas de ir a la escuela, por las tardes salian a pedir.

Nosotros los llamabamos “pichicomes” .

Los “pichis” vivían en casitas de cartón o de lata, tenían muchos perros, y recorrían las casas pidiendo pan o algo para comer.

Algunos eran amigos nuestros, jugabamos a la pelota o a la escondida, otros, victimas de burlas y bromas por parte de casi todos los niños, nos odiaban.

Una tarde, estabamos jugando a la pelota en la plaza, cuando vimos llegar un grupito de “pichis” a pedir por la hilera de casa.

Atraidos por el limonero que Violeta tenía en su jardín, comenzaron a llevarse los limones maduros que la vecina habia hecho crecer con tanto cuidado.

Apoyando la pelota sobre el banco de la plaza, en dos o tres nos acercamos a estos niños para decirles que eso que estaban haciendo no era justo, que los limones no les pertenecían.

Acostumbrados a pelear, los tres niños que tenían nuestra edad, comenzar a tirarnos puños y patadas como respuesta a nuestra acusa.

Nos defendimos como pudimos, pero la experiencia de aquellos niños de la calle era superior y en dos movimientos nos encontramos tirados en el piso, pisados y maltratados.

Aquellos niños crecidos en la miseria de un cantegril, no sabían poner fin a una pelea, para ellos, habia que seguir peleando hasta que fuera necesario, a pesar de que el adversario estuviera tirado en el piso llorisqueando por el miedo.

Cuando con un palo estaban por castigarme, una sombra inmensa los hizo reaccionar. Por las escaleras de cemento que conducían a la otra hilera de casas, venía bajando Francisquito, mi hermano más grande, al verlo, los “pichis” no pudieron hacer otra cosa que dejarnos en paz y comenzar a correr, porqué mi hermano era grande y mayor que todos nosotros, decidido y muy fuerte.

Fue inolvidable ese momento, ver correr los pichis a toda velocidad perseguidos por Francisco que los insultaba y les gritaba metiendolos aún más miedo del que tenía, con todos nosotros corriendo atrás y gritando al mismo tiempo...

Desde ese día, aquellos niños tan antipaticos y dificiles, no volvieron a robar los limones, se volvieron nuestros amigos y compartimos tardes enteras de partidos de fútbol en la placita del barrio, todo gracias a Francisco mi hermano super heroe.

Fernando.

LA MATINEE

LA MATINEE

Todos los domingos nos mandaban al cine, así que Francisco y yo, junto con nuestros primos Daniel y  Omar nos pasábamos la tarde entera en el cine Sayago, en la interminable aveces y corta otra sesión de continuados según el atractivo de las películas.

Siempre estaba lleno de gente, mucho ruido entre película y película, nos gustaba ir a la parte superior pero no siempre se podía. Cuando la luz se apagaba todos calladitos ante el espectáculo tecnicolor gigantesco.

Así nos vimos películas de vaqueros, de guerra, románticas, las de cantantes de moda, me gustaban mucho las de Elvis Presley, un joven cantante norteamericano, que además de cantar muy bien era todo un galán, el chico bueno que se quedaba con la muchachita, las interminables superproducciones de época como la de faraones, las de piratas y las infaltables argentinas con Palito Ortega, Libertad Lamarque, Sandro, etc

Un día el cine estaba lleno y daban una película de autos, era una de carreras se llamaba Gran Prix, en determinado momento se cortó y pusieron la palabra "INTERMEZZO".

Ese día habíamos ido mi hermano y yo solos. Nos volvimos para casa sin haber entendido mucho la película. Cuando llegamos se nos dio por preguntarle a mamá que significaba intermezzo, ahí ella nos explicó que era un intermedio, debería ser una película muy larga por eso tenía una pausa.

Salimos corriendo de vuelta al cine, que quedaba a 2 cuadras, le explicamos al portero lo que nos había pasado y el señor sonriendo nos acomodó donde encontró dos huecos para nosotros.

¡ Al fin tuvo sentido la trama, nos faltaba el final!.

 

 

 

María Teresa (Tití)

EN CUALQUIER HOJITA

EN CUALQUIER HOJITA

Estando en 5to o 6to año de escuela, la maestra citó a reunión de padres, mis progenitores siempre asistían, uno o el otro ya que trabajaban. Mamá fue la que concurrió esta vuelta.

La maestra expuso su disconformidad con la actuación de la clase, la falta de respuesta de los niños, el no hacer los deberes.

Allí puso un ejemplo: "Deberían ser como Teresita que siempre trae los deberes, en cualquier hojita, pero siempre cumple".

Yo arrancaba hojas de cuadernos viejos, todas distintas, de colores formas distintas, sin recortarlas con prolijidad, así como venía las llevaba pero siempre estaban mis obligaciones cumplidas.

Me sentí muy orgullosa, no ví la mirada de fuego de mi madre.

Cuando llegamos a casa la ira se desató, mamá me increpó:

¿Por qué llevas los deberes en cualquier hojita?

¿Qué va a decir la gente?. ¡Yo soy la encargada de la librería del barrio y tan luego mi hija lleva los deberes en cualquier hojita!

Desde ese día se me prohibió usar otra cosa que no fueran las aburridas hojas Artigas.

Mi vieja vio el árbol no el bosque……………¡¡ No importaba la hojita!!

 

 

María Teresa (Tití)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

EL BARQUITO DE PAPEL

EL BARQUITO DE PAPEL

Barquito lindo barquito que nunca voy a  olvidar, por el cordon de la vereda de la calle empedrada corría la limpia agua de lluvia
haciendo cascadas y salpicando nuestras manos.
Los niños armabamos con gusto los frágiles barquitos de papel a veces de papel de diario, el juguete endeble iba en la corriente pero la fuerte lluvia lo tumbaba sin piedad.
En el entusiasmo por navegar
poniamos cáscaras de nuez, la tripulacion la haciamos con fosforos, otros niños hacian unas balsas con cartón con un palito
pegado con cebo de vela y corriamos hasta la esquina todos una y otra vez gritando ganó el mío no era el mio así los perdiamos ellos navegaban rumbo al arroyo Miguelete y allí quedabamos los niños.
Como la paciencia naútica no duraba
y un poco cansados del repiqueteo de la lluvia, cantabamos a coro "Que llueva que llueva, mientras nuestras naves se perdían
retornabamos a las casa cada cual a tomar su mate cosido, hasta mañana gritabamos, si si no llueve
Recuerdos de la infancia                           Teresa

LA ESCUELA 99

LA ESCUELA 99

Yo soy maestra. Vaya a saber uno como se llega a tomar una decisión así. Una profesión, un trabajo, una vocación.

Indudablemente importa y marca la escuela a la que uno fue. En mi caso, la 99: República de Honduras. A 4 cuadras de casa, frente a la panadería donde mi papá me compraba 2 bizcochos dulces

En la escuela además de aprender a sumar, restar, dividir, multiplicar, historia, geografía y todas esas cosas, conocí la Malta, la Copa de Leche, a los Rotarios y sus pesquizajes visuales, la vacuna de la BCG, la revisación con dos lapiceras a ver si teníamos piojos….

Algo que se conservaba año tras año eran las maestras. Las mismas maestras que enseñaron a mis hermanos me enseñaron a mi. Esas, que siempre estaban. Lo supe 13 años después de haber salido de ahí, cuando volví como maestra y fui colega de mis maestras y maestra de los hijos de mis compañeros.

La vida nos da esas cosas hermosas, ver el mostrador de los dos lados. Una escuela que no parecía tan grande, un patio que tenía para mi recuerdos de caídas, juegos, manchados, fiestas de fin de año. Pero las caras sonrientes son las mismas, las mismas moñas azules, los mismos olivos en el patio, la misma ilusión y esperanza.

Patricia

DIVERSION INFANTIL

DIVERSION INFANTIL

Me siento afortunada. Mi infancia fue feliz …..

Nací en junio de 1973. Fecha difícil para Uruguay. Mi niñez transcurrió en dictadura. Pero ese refugio cooperativo parecía no enterarse.

A mis dos años me mudé a Mesa 3. Barrio Cooperativo. Para quienes no vivieron nunca en una cooperativa, es difícil de imaginar. Pero, para mi, que puede tener muchos amigos y vecinos, es un recuerdo gratificante. Muchos niños y niñas. Si no eran amigos míos, eran de mis hermanos. Si no eran de la escuela, eran del barrio o de la parroquia.

Un caño de agua roto significaba horas de guerrillas de agua e inmensa diversión.

Un corte de luz en la noche, la excusa perfecta para jugar al grillo o la escondida corriendo por todas partes.

Las plazas eran escenarios de cuentos, peleas, canchas de fútbol, mundos ideales….

Los árboles y unas telas hacía el más perfecto tren fantasma.

Una murga que nacía.

Así pasamos la infancia: cantando, bailando, peleando, soñando, amigándonos. Tan ajenos a las preocupaciones de los grandes.

De esos tiempos, conservo, como un tesoro mis mejores recuerdos.

Patricia

TRANVIAS

TRANVIAS

Llegando al año 1954,viajábamos en tranvía por Montevideo.-Uno de los ruidos característicos era la campana del tranvía,
lo veías venir de lejos pintado de color amarillo y rojo,tenía plataforma adelante y atras.-El motorman iba parado manejando
sus comandos,las personas cargaban en esa plataforma,atados de ropa,valijas,canastos con aves y conejos y hasta algún tablón .-El tenía su rutina sobre las rieles doblaba en las bocacalles y en ellos recorrías toda la ciudad,sus asientos eran de paja y al llegar a destino si no podían girar algunos  daban vueltas los asientos.-Con ellos vino el progreso a la ciudad,por el se alargaron calles,por el los pasajeros viajabamos cómodos,para alargar los recorridos y crecer la ciudad,por el tranvía a los
caminos de alrededores los transformaron en avenidas.-Para los obreros que trabajaban en fábricas en el centro estaba el boleto
obrero y de vivir en conventillos pasaron a casitas en los barrios algunas con fondo y jardines.-
El tranvía era bueno alegre,cuando sentíamos su tintineo,subíamos y llegabamos a nuestros empleos y en horario.-
Un lindo recuerdo                                                   Teresa

DIA DE REYES

DIA DE REYES

Suena la sirena y las luces se apagan, un reflector apunta hacia atrás de los árboles, algo se mueve, todos miramos entre asustados y sorprendidos lo que está pasando.

Nadie lo entiende, por lo menos los niños no entendemos que es lo que pasa, nuevamente la sirena suena y se siente un ruido nuevo, extraño...alguien dice: “llegaron los reyes magos....”, nos miramos sorprendidos y contentos, entre la multitud de niños con los ojos bien abiertos, se van acercando tres caballos, uno negro, uno marrón y otro blanco.

Los montan tres personajes, dos de ellos con barba, el tercero oscuro de piel si ella.

Se bajan y caminan entre los niños que los rodean, se acomodan los gorros y las capas, saludan sonriendo con una mano y con la otra acarician los pequeños que lloran asustados por el gran movimiento.

Subiendose al tablado, siguen saludando, la sirena no suena más y las luces se prendieron nuevamente, alguien por el microfono invita a formar una fila e ir pasando por orden de edad, nuestros padres nos acompañan, nos meten en la fila y vigilan que todo proceda correctamente.

Subimos las escaleras y nos dirijimos hacia donde, sentados comodamente, los tres reyes magos distribuyen juguetes, todo depende de tu lugar en la fila, puede ser Melchor, Gaspar o Baltasar quien te entregue el regalo.

Esta vez me tocó Baltasar, me preguntó el nombre y la edad, me acarició la cabeza y me dijo que me comportara bien durante el año, le dije que si y asombrado sentí que Gaspar o Melchor, uno de los dos, me decía: “yo sé como te llamás, tu sos Fernando, verdad ?”, dije que si con la cabeza, asombrado y algo asustado, el Rey con la barba blanca me hizo una guiñada y me pareció reconocer en aquellos ojos algo de familiar, estaba seguro de haberlos visto alguna vez.

Acariciandome la cabeza, el segundo Rey Mago me saludó y me dijo: “portate bien....”.

Bajé corriendo las escaleras con mi camioncito a fricción, mostrandolo a mi madre, buscando mi padre para compartir con el ese momento, pero no lo encontraba por ningún lado, quien sabe donde estaría, trabajando pensé, como siempre.

Más tarde, cuando mi padre volvió, le mostré el regalo y le conté de los reyes magos, sonriendome me hizo una guiñada y fue allí que entendí todo.........

Fernando.

EL PEPE SCHIAFFINO

EL PEPE SCHIAFFINO

El dia del partido el 16 de julio de 1950, era fecha de la Virgen del Carmen, veniamos desde la casa de una de las nietas
que tiene por nombre Carmen, en el tranvia Nº 43. 
En todos los bares por los cuales pasabamos se escuchaban las radios como altavoces, nos dirijíamos a la procesión de la virgen del Carmen cosa normal de asistir con mi madre Rosaria  y sentimos
gritar. Todos nos alegramos mi madre me dijo: "viste le rezamos a la virgen del Carmen y ganaron.Uruguay salió campeon"
La gente salia a las calles con su banderas tuvimos feriado y fuimos a 18 con banderas y cantos,de los teatros salieron a
festejar entre ellos un gran actor que hacia La tia de Carlos se puso una camiseta y la bandera celeste ,se junto con el pueblo.-
era Paquito Bustos,los festejos fueron inolvidables como el recibimiento.-
Juan Alberto Schiafino uno de los jugadores
campeón del mundo falleció el 13 de noviembre de 2002.Su carrera tuvo muchos exitos sobretodo en Italia el día que murió en el Estadio San Siro jugando el Milan 50.000 personas aplaudieron al campeón y toda la prensa del mundo le rindió homenaje
y dieron la información de su muerte .-El 30 de junio de 2003,vino a Uruguay el hijo de un hincha del Milan promesa que le
había hecho a su padre a rendirle homenaje al Campeon inolvidable depositando en su tumba flores envueltas en una bufande
del Milan.-Este relato de un campeón fue mi vivencia no olvidando a todos los campeones que aquella tarde nos hicieron
gritar URUGUAY CAMPEON DEL MUNDO
                                                                  Teresa
Uruguayos campeones, de América y el mundo
esforzados atletas que acaban de triunfar
los clarines que dieron las dianas en Colombes
más allá de los Andes volvieron a sonar...
(Texto de Omar Odriozola, Murga «Patos Cabreros», 1927)

URUGUAY PA' TODO EL MUNDO

URUGUAY PA' TODO EL MUNDO

El 16 de julio de 1950 definían uruguayos y brasileños los destinos del mundial.
-Los mundiales se reanudaron luego de la Segunda Guerra, en Brasil
quien construyó para la ocasión el mayor estadio del mundo,Maracana,los brasileños seguros del triunfo se dieron a un eufórico festejo
anticipado,les bastaba empatar .-Era un domingo con buen tiempo yo estaba cumpliendo mis 19 años y como todo el
Uruguay escuchando la radio CX 8 Sarandí,con Carlos Solé.-Mucha ansiedad uruguayos unos pocos en el monumental.-
Los once que entraron a jugarlo fueron Máspoli (entro por Anibal Paz) dijeron porque no reía bien,Matías Gonzáles,Tejera(el tanque) Gambetta (el mono) Obdulio Varela ( el negro jefe),protestó airadamente,paralizo el festejo y creó la duda colectiva,
Rodríguez Andrade y adelante Ghiggia,Julio Perez (pata loca) Oscar O.Miguez,J.Schiaffino y Morán (que sustituyó a Vidal
(el patrullero).Brasil empieza ganando con gol de Friaça,ya festejaba Brasil que tenían todo tipo de material así como los
Diarios con enormes titulares.-Pero los nuestros tenían lo que hoy no hay y era verguenza.-1º Schiaffino y luego Ghiggia,
enfriaron a 220.000 espectadores y calentaron a 2.500.00 de uruguayos con el Ultimo Uruguay Campeón.-Salí a la calle y
ya venIán del lado de Burgues la primer caravana con sus banderas y gritos de Uruguay Uruguay pa¡todo el mundo.-
Lunes 17 euforia en todos lados,muchas empresas cerraron y la gente festejaba,Barreiro no quería hacerlo,salimos por la puerta de 25 de mayo y fuimos a llamar a la caravana que dobló por B.Mitre,entraron en la librería y el gerente Guido Di Lorenzo dió orden de cerrar,salimos todos los empleados y engrosamos la caravana,y por la calle San José hicimos cerrar varios negocios.,en una fabrica que armaban puros de Hoja se me hizo un 7 en un pilot nuevito que arreglado lo usé muchos años.Esto parece un relato radial fue muy fuerte lo vivido,por horas y horas seguimos con los festejos por 18 de Julio al son de bombos y el grito de URUGUAY CAMPEON  ! ! ! Fue muy emocionante.-        
                                                             Francisco Manzoni

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

LOS SAPITOS

LOS SAPITOS

Volviendo de la playa, sol radiante, los niños con sus ropas húmedas, el grito A cambiarse todos!...
De repente se oscurece, hay relampagos, se sienten truenos.
Eran las nubes que vimos sobre el mar dijeron.-
Empiezan a caer unas gotas se siente el ruido sobre las chapas, ya parará dijo el abuelo, pero la lluvia sigue incesante.-
Los niños van asomando sus cabecitas por la puerta, se animan salen y bajo las plantas ven formarse una burbuja en el
suelo luego otra ,se admiran.-
La tía Paty grita ESOS QUE SON, después un salto, otro y otro, algo corre, los niños y los
tíos se asustan, rien se mojan son felices, de repente gritan al unísimo SON MUCHOS, siguen mirando llaman a los grandes.
Todos observan y vaya sorpresa SON SAPITOS.
Los sapitos que estaban bajo las plantas, el agua los hizo salir, los sapitos buscan bichitos, comen hormigas, larvas de mosquitos.
Los niños vuelven a reir pues les contamos historias de Sapos
que eran príncipes y buscan princesa para casarse.
Cuidan de no pisarlos, los rodean quieren tocarlos.
Se hacen charcos y allí van los sapitos, cesa la lluvia sale el ARCO IRIS todos corren a mirarlo, que lindos colores podíamos dibujarlo.
Se acuerdan de
los sapitos regresan al charco ya hicieron sus cuevitas y se siente el croac croac.
Vuelven los niños en la mesa su merienda
la devoran en un ratito y siguen jugando.
En el verano les gusta la playa pero esperan la lluvia para volver a ver los Sapitos.-
( de relatos de niños)          Teresita Maseda 2003 

LA CASA ANARANJADA

LA CASA ANARANJADA

En una casa naranja por fuera y de muchos colores por dentro,vivían un viejito con su esposa.-Cerca de esa casa estaba
la playa.-Los viejitos siempre iban y caminaban largo rato.-El viejito se llamaba Francisco y la señora Teresa.-Vivian
felices pues era muy lindo.-Tenían unos vecinos almaceneros,ellos compraban allí las cosas que necesitaban.-
Atras en el fondo tenían una parrilla ya vieja donde a veces en los veranos,se hacían unos grandes asados con carne
de vaca que a todos nos gustaba y nos sentabamos en una gran mesa y  en tablones que hacían de bancos pasabamos muy contentos eramos unos cuantos,venián muchos gatos y algun perro de los vecinos que comian las sobras.-
La casa esta situada en el Balneario Marindia,cuando llegaban al mar veían mover las olas azules con blanca espuma
que cargaban sal,también ´se oía el ruido al mar,parecía que estuvieran en un gran caracol que tiene agua de mar con
mojarritas y aguas vivas que eran muy vivas,cuando las rozabas te ardía mucho,corríamos para evitarlas.-
Como les gustaba la playa,les gustaría que todos sus nietos los vayan a visitar algún día pues poco los veían.-Ellos tienen
2 nietos en Italia y 9 en Montevideo.-En la casa jugabamos a las cartas,al barco hundido y varios juegos más,si llovía hacían
tortas fritas,todos los que fuimos algún día hemos sido felices.-
( relato de mi infancia)                                       Leticia Barrios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres